jueves, 17 de marzo de 2011

Cuando los límites son necesarios



¿ARTE O PORNOGRAFÍA?

¿Arte pornográfico? No. Arte, o pornografía. Constantemente se confunden estos dos conceptos, y se aplican medidas quizá demasiado alarmistas para frenar estas "obscenidades".
Una foto o un retrato de un desnudo es algo natural, el arte más elemental que el humano pueda crear sobre sí mismo. Censurarlo es...¿negar nuestra propia esencia?
Sobran los ejemplos para justificar estas palabras.
El fotógrafo Spencer Tunick, conocido por sus fotografías a masas de gente desnuda,  ha sido más que criticado por su trabajo.
Esta captura corresponde a la campaña del estadounidense Tunick por la concienciación medioambiental, en relación al problema del cambio climático:





 A veces parece que está peor visto un cuerpo humano al natural que, por ejemplo, la violencia u otros comportamientos inmorales.



CUANDO EL "ARTE" NECESITA BARRERAS

Por otro lado, aunque pueda sonar contradictorio, sí hay artistas que sin duda sobrepasan los límites morales con sus "obras".
En el año 2007  Guillermo Vargas, un hombre sin duda entregado en cuerpo y alma al sensacionalismo mediático, exhibió como "obra de arte" un perro gravemente enfermo, ante un frustrado público. La idea era  -y efectivamente así fue- dejar morir al perro lentamente, atado y sin comida, ante los ojos de los visitantes. En defensa a su maltrato alegó el hecho de que la muerte del animal iba a ser igualmente inminente e inevitable en la calle, ya que tan solo era un enfermo perro vagabundo al que nadie hacía caso.
Maltrato, dolor, soledad.
¿Es esto una forma de arte? ¿En qué clase de vergonzosos valores se basa este "artista"? Cierto es, por supuesto, que este perro no merecía aquella triste vida en las calles. Pero lo que es indudable es que una muerte digna no es solo derecho del ser humano. Y ninguna clase de tortura psicológica y física hacia cualquier animal debe ser tolerada, ni mucho menos llamada "arte".

5 comentarios:

escuestiondetiempo dijo...

Totalmente de acuerdo, demasiados tabúes para una sociedad supuestamente tan desarrollada como la nuestra ¿no?

muy atrevido el blog Jennen

Diana Jennen dijo...

:)

Mr.Guata dijo...

El problema que veo con los desnudos es que no "venden" por el hecho de que sea una fotografía artística, sino por la muchacha/o que estén fotografiando...
¿No son arte acaso todos los cuadros de Rubens?
¿Y por qué no se escogen mujeres "rubenescas" para las fotografías artísticas?

Diana Jennen dijo...

hombre en la época de Rubens el ideal de belleza era precisamente el de los modelos utilizados...
hoy en día, si ves los trabajos de desnudos de diferentes fotógrafos, hay de todo tipo de modelos échale un vistazo al trabajo de Tunick mismamente

Diana Jennen dijo...

has quitado la opción de comentarios de tu blog -.-

Publicar un comentario